Diálogo de saberes a través de la actividad turística II

Santiago-Jiménez, E. y Morfín-Herrera, M. C. M.

 

Image

La Animación Turística Socioecológica: Hilo conductor de los procesos de resilencia

El cambio climático es uno de los temas que ha dejado de ser una historia de ficción para convertirse en una realidad que vuelve vulnerable a la humanidad a medida que una serie de riesgos aparecen en los paisajes de la vida cotidiana. Esta situación plantea la urgencia de generar procesos sociales de adaptación y resiliencia. Sin embargo, es importante hacer una lectura correcta de la realidad: no todos los lugares requieren procesos similares, ya que existe una distribución desigual de los riesgos. En este sentido, la respuesta de adaptación y resiliencia estará definida por la cantidad y la “salud” de los medios -económicos y de infraestructura, por ejemplo- con los que cuenta un cierto sector de la sociedad. Es decir, las personas que viven en áreas marginadas y con ecosistemas severamente impactados tendrán una capacidad muy restringida de respuesta de adaptación y resiliencia; en comparación con los sectores sociales que cuentan con una mayor cantidad de medios económicos y se encuentran en espacios geográficos adaptados tecno-científicamente para resistir los embates del cambio climático.

Por otro lado, si bien es cierto que se está viviendo en la sociedad de la información (Castells, 2006; Masuda, 1984), aún existe un gran número de personas que no tienen idea de los impactos del cambio climático en el planeta, a pesar de que los sufren en carne propia cuando la furia de la Naturaleza toca sus “destinos”, los despoja de sus pertenencias y destruye sus ecosistemas. La Animación Turística, como estrategia pedagógica a la que se le puede adicionar un marco socioecológico, tiene todo el potencial para convertirse en el hilo conductor de una reconstrucción basada en una serie de factores resilientes4, es decir, requiere una estrategia que involucre la construcción de la resiliencia. Ésta, para las cuestiones socio-ecológicas, se define como:
Un proceso, un modo de funcionamiento, que no sólo permita resistir las conmociones y tensiones extraordinarias, sino hacer frente también a los miles de desafíos que afectan la vida y los medios de vida de los seres humanos. Por tanto, entendida como un proceso de resiliencia tiene que ocuparse de los factores económicos, sociales, psicológicos, físicos y ambientales necesarios para que los seres humanos sobrevivan y prosperen (Dodman, 2009: 253).
Los factores económicos, sociales, psicológicos, físicos y ambientales de los que se ocupa la resiliencia son los mismos factores que mueven a la Animación Turística, por lo tanto la herramienta 

es una estrategia que brinda recreación al turista, pero que al mismo tiempo lo puede sensibilizar hasta lograr que actúe comprometida y responsablemente en el destino. Es importante hacer hincapié que se busca que este tipo de turismo fortalezca los ecosistemas, al mismo tiempo que permita fortalecer los proyectos de vida de los actores locales, mientras que la biodiversidad de esos territorios es rescatada y preservada. En este sentido, los procesos de Animación Turística requieren estar conceptualizados dentro de esquemas responsables, éticos y solidarios, entendiendo que son espacios donde radica la simultaniedad (Porto-Gonçalves, 2009).
Además, antes y durante el diseño de las estrategias de Animación Turística se debe reconocer que el destino es un territorio, es decir un: “Espacio apropiado, espacio hecho cosa propia, en definitiva el territorio [está] instituido por sujetos y grupos sociales que se afirman por medio de él” (Porto-Gonçalves, 2009:127). Por lo tanto, la actividad turística se concibe como una oportunidad endógena para las sociedades frente al turismo de masas. Salvador Palomo (2008) llama a ese tipo: Turismo Justo o Solidario.5
No obstante, para que pueda llevarse a cabo un proceso de resiliencia, enmarcado en el turismo justo y puesto en marcha con la Animación Turística es necesaria la existencia de varios elementos vitales:
a) Una comunidad dispuesta a aceptar el acompañamiento que los actores externos le ofrezcan.
b) Un grupo de “expertos” conscientes que utilizarán la Animación Turística socioecológica como una herramienta para compartir y adquirir conocimiento, al mismo tiempo que se construye un Turismo Justo o Solidario como estrategia integral de reconstrucción y preservación de la diversidad social y ecológica.
c) Una comunidad o un grupo de habitantes dispuestos a fortalecer y/o rescatar sus usos y costumbres, los que definen su identidad cultural; pero también es importante que definan cuál de los patrimonios culturales están dispuestos a poner dentro de un esquema de Turismo Justo. No está por demás, hacer énfasis en que los actores locales deben participar activamente en el diseño de estas estrategias turísticas, construidas a través de diálogos entre los expertos y la sociedad para que se asegure la calidad de los productos a través de una valoración compartida (Funtowicz y Ravetz, 2000), de tal forma que los actores locales participen activamente no sólo en el diseño, ejecución y aseguramiento de la Animación Turística y de los elementos interdisciplinarios que la componen, sino también en la toma de decisiones y en los diálogos políticos sobre su uso o disposición. Con la Animación Turística socioecológica se lograrían procesos alejados del conflicto, pero inmersos en la creatividad.
d) Un cierto número de actores sociales, públicos y privados, conscientes de la importancia de establecer relaciones de intercambio justo con la sociedad rural.
Los procesos de resiliencia requieren de personas mediadoras que asuman el reto de contextualizar el pensamiento desde su realidad, reflexionando sobre ella para que sean “lectores” de la sutileza que subyace en el glamur del turismo que promete satisfacciones emocionales estandarizadas. La construcción de la resiliencia a través de la Animación Turística socio-ecológica es: “Un llamado a centrarse en cada [destino/territorio] como [localidad] única, es enfatizar las potencialidades y los recursos [socio-ecológicos] que permiten enfrentar situaciones adversas y salir fortalecido, a pesar de estar expuesto a factores de riesgo (Henderson, 2006 [2004]:125)”
Sin embargo, es importante diferenciar las vocaciones resilientes de las no resilientes para no caer en procesos desgastantes al querer incluir un destino/territorio en el esquema turismo justo. El antropólogo Oscar Lewis, en su magistral obra Los hijos de Sánchez… habla de sociedades, -pertenecientes a diferentes estratos económicos- inmersas en la cultura de la pobreza, sus integrantes:
“Tienen un fuerte sentido de marginalidad, de abandono, de dependencia, de no pertenecer a nada. Son como extranjeros en su propio país, convencidos de que las instituciones existentes no sirven a sus intereses y necesidades. Al lado de este sentimiento de impotencia hay un difundido sentimiento de inferioridad, de desvalorización personal” (Lewis, 1961: 16-17).
El mismo autor se refiere a otro tipo de sociedades, las que están empobrecidas, pero que no desarrollan una cultura de la pobreza; la miseria, para estas personas, es sólo un estado pasajero.

En este tipo de sociedades, la construcción del diálogo de saberes es más propicia; no obstante, los procesos solidarios también deben ser una oportunidad para las sociedades inmersas en la cultura de la pobreza, pero el abordaje debe iniciar con la recuperación de la confianza y del autoestima, rubros pertenecientes a otras disciplinas.

El Programa del Congreso se puede consultar en:
http://www.congresoturismogastronomicosostenible.com.mx/

Informes en el correo: informes.cegaho@cegaho.com.mx

Cuentas Twitter: @CTGSei @cegaho
Páginas Facebook: 
Congreso Turismo Gastronómico Sostenible-CTGSei
CEGAHO: Centro Empresarial Gastronómico Hotelero

Teléfono: 52 (55) 5292-2394

REVISTA
El Periplo Sustentable.
Universidad Autónoma del Estado de México
http://www.psus.uaemex.mx

Número: 21
Julio / Diciembre 2011

Fragmento del ARTÍCULO: Diálogo de saberes a través de la actividad turística. 
Santiago-Jiménez, E. y Morfín-Herrera, M. C. M.

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s