¿Existe Conciencia Gastronómica y Turística?

Por Dr. Antonio Montecinos

El patrimonio gastronómico existe, independientemente de su empleo turístico o no. Este patrimonio se puede convertir en atractivos gastronómicos que pueden considerarse tangibles (todos los que el turista puede tocar, comer, beber) e intangibles como son las recetas orales que se han transmitido de generación en generación, las ceremonias que los anteceden, los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas —junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes— que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconocen como parte integrante de su patrimonio.

Las nuevas tendencias que han generando desplazamientos de los turistas gastronómicos, se inclinan de manera prioritaria hacia la sostenibilidad, esto ha traído dramáticos cambios mundiales en favor de la nutrición y el bienestar alimenticio de la humanidad, valorando a la producción artesanal, la orgánica y al comercio justo, tanto de la venta del pequeño agricultor o artesano al comprador, como lo que paga el turista gastronómico que demanda menores costes y mayores beneficios tangibles e intangibles en productos gastronómicos planificados, siendo los más importantes.

La OMT menciona que “a las acciones de formación profesional se han de unir estrategias de implantación de una conciencia turística en la sociedad local”, siempre compatible desde los valores del sustrato cultural propio. Este es otro de los aspectos más complejos para la consecución de un proceso dinamizador de desarrollo turístico en una comunidad, ya que en muchas ocasiones no existe una conciencia turística en la sociedad y resulta difícil generar tal conciencia sin tambalear los presupuestos culturales, ideológicos o religiosos de la misma.

Implantar conciencia turística no significa convencer a la sociedad de que el turismo es maravilloso y una opción ideal para mejorar la situación económica de la comunidad. Implantar conciencia turística es ante todo informar sobre las oportunidades y riesgos, que la actividad turística puede suponer para la comunidad y también preparar y formar a la sociedad para asumir dicha actividad evitando tensiones.

Según la OMT, en el actual contexto de globalización turística, “la comunidad local adquiere desde el municipio un valor trascendental porque es un ámbito donde son posibles las propuestas que en la práctica dan significado a las personas que viven en el destino”, las que vienen del lugar de emisión turística; a la par que es la escala desde donde exclusivamente se da la visualización real de la sostenibilidad ambiental y la autenticidad cultural de la práctica turística. “El desafío es claro pero complejo: hacer viable el negocio y las empresas turísticas dentro del respeto a la participación de la comunidad local en las decisiones y la planificación del turismo. Ello con tres vértices de gestión: beneficios sociales y económicos para el municipio y sus habitantes, calidad y sostenibilidad ambiental y desarrollo turístico acorde con la autenticidad cultural y señas de identidad local”.

Mediante el sistema de planificación gastronómica y turística se debe tratar de asegurar la sostenibilidad a largo plazo y dinamizar el crecimiento mediante la consecución de los siguientes objetivos:

  • Puesta en valor y uso turístico de los recursos gastronómicos (incluyendo la accesibilidad al patrimonio cultural material, inmaterial y mixto).
  • Fortalecimiento e integración del tejido empresarial mediante el fomento del asociacionismo, el asesoramiento y apoyo a las empresas.
  • Creación de nuevos productos basados en la explotación innovadora de los recursos; siempre en sintonía con la preservación del medio.
  • Articulación de los recursos, servicios y oferta turística gastronómica como producto y su integración como destino gastronómico.
  • Estudio y diseño de políticas y estrategias de producto, precio, promoción y comercialización.

Actualmente existen esfuerzos individuales desarticulados, lo que ha propiciado más problemas que beneficios en el ámbito local.

Este tema y otros relacionados con seguridad alimentaria, turismo gastronómico y planeación turística pueden ser encontrados en el libro Turismo Gastronómico Sostenible. Planificación de servicios, restaurantes, rutas, productos y destinos del Dr. Antonio Montecinos Torres.

Mayores informes de Libro

Artículos anteriores sobre Seguridad Alimentaria:

Sistema de Seguridad Alimentaria Regional Sostenible

La importancia del territorio, sus recursos, producción, acceso y disponibilidad para la Seguridad Alimentaria.

Seguridad Alimentaria: Inocuidad, nutrición,dieta local y el involucramiento del sector restaurantero como elementos para lograrla.

Seguridad Alimentaria: Excedentes de producción, mercadotecnia, cooperativas y comercio justo.

Seguridad Alimentaria: Distintivos de calidad y exportación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s